Consejos para buscar trabajo

Toda persona mayor de 18 ha padecido los desaires de la búsqueda de trabajo alguna vez en su vida. Yo, en lo personal, empecé a sufrir de desempleo desde que terminé la carrera. No me siento desafortunada porque sí encontré empleo y tengo uno actualmente. Lo malo es que todavía no encuentro “my dream job”, ése que he soñado por años. No sé si es por falta de preparación, por falta de contactos o simplemente porque todavía no he estado en el lugar ni en el momento exacto.

Gracias a que inicié a hacer job hunting desde el 2011, he podido darme cuenta de los errores que he cometido y que me han llevado a reflexionar sobre lo que se debe hacer y no hacer cuando estás en busca de un trabajo. Y no, ésta no es una lista de superación personal tipo “cree en ti mismo” o “decrétralo y lo lograrás”. No. Son recomendaciones basadas en hechos y experiencias propias. ¿Funcionan? Sí, hace apenas una semana logré entrar a una casa productora donde me dedico a hacer diseño gráfico y edición de video para marcas del nivel de Disney.

Aquí van mis consejos:

1. Mantén la calma.

e8c7588e6bb91a07445b520bedec16bc

Alguna vez dije que buscar trabajo es como buscar pareja. La entrevista es como la primera cita. Ambos ven si cubren el perfil que necesitan/quieren y después deciden si volverse a ver o no. Uno de los consejos que dan los gurús del amor es no verse desesperado porque eso se nota a leguas y sólo ocasiona que alejes a pretendientes potenciales.

Con el trabajo pasa lo mismo. Sucede que ves una vacante y aunque no sea lo que tú estás buscando o que tu perfil no cubre ni siquiera el 80% de los requerimientos, aplicas. Después te preguntas por qué nadie te llamó a entrevista y te sientes mal y rechazado.

Calma.

No por desesperación vas a aplicar a cualquier empleo que se te presente. No por presión social o por quedar bien con tu familia o pareja vas a aceptar entrar a un trabajo que te aleja de tus metas profesionales. El tiempo es muy valioso y no vale la pena perderlo. Si sabes que no te gusta ser community manager ¿entonces por qué aplicas a trabajos de ese estilo? ¿sólo porque lo sabes hacer? Al final acabarás harto, frustrado y te verás en la penosa necesidad de seguir buscando trabajo una y otra vez.

Sé que hay gente con mucha necesidad que desafortunadamente tiene que aceptar lo que le ofrecen, pero ojo. No porque estés en algo que cero llena tus expectativas significa que debas quedarte ahí para siempre. Puedes verlo como un trampolín o como una oportunidad para perfeccionar tus habilidades. Por ejemplo, a mí me gusta dar clases y soy buena en ello, pero no me veía como profesora por el resto de mi vida. Sin embargo, lo vi como un chance de mejorar y seguir practicando mi inglés porque una de mis metas profesionales es trabajar en una serie americana o británica. Además que dar clases me dio grandes ideas para escribir historias. Es un ganar ganar.

Tranquilo (a). No sientas presión por nadie. Así como me dijo una amiga hace tiempo. Tú serás el único que enfrentará las consecuencias de tus decisiones, pues ni tu familia, ni tus amigos y ni mucho menos la sociedad vivirán lo que tú tendrás que pasar si la llegas a regar. Al final estarás tú sólo contra el mundo. Tú serás quien se tendrá que levantar todos los días a hacer un trabajo que odia o que simplemente no le satisface al cien por ciento. Por ello, toma la decisión que mejor te convenga, sin que te importe la opinión de los demás. ¡Es tu vida!

2.Socializa

No quería decirlo, pero sí. El networking es elemental. Es SÚPER INDISPENSABLE porque no importa si eres muy bueno en lo que haces o si tienes miles de diplomas y documentos que te respaldan. Si no conoces a las personas adecuadas, seguirás navegando en las aguas del desempleo por mucho tiempo.

Tener buenas conexiones te facilita mucho las cosas y si te llevas bien con la gente, es casi seguro que te querrán dar una oportunidad. Se ha visto que los reclutadores buscan personas con actitud más que aptitud porque de nada sirve que seas excelente en tu área si eres un flojonazo y le contagias esa mala vibra a los demás.

Sé que no es nada fácil ser sociable, sobre todo a los que somos introvertidos y callados. Es una habilidad que muy pocos tienen y que se resume en tener confianza en sí mismo y en saber agradar. Con esto quiero decir que las personas sociables generalmente tienen mayor inteligencia emocional que el resto. Saben identificar las emociones de los demás, son empáticos, caen bien y no son personas tóxicas.

Como sé que es difícil lograr ser sociable porque eso requiere tener un poco de chispa y un autoestima alta, les recomiendo que lean Quiet de Susan Cain. En este libro aprendí que yo jamás seré el alma de la fiesta ni estaré en las listas de popularidad. No obstante, ser introvertido no es tan malo como parece porque podemos trabajar individualmente y podemos pretender ser extrovertidos cuando queramos. Por ejemplo, gente brillante como Steve Jobs no nació siendo extrovertida, sino que tuvo que aprender a serlo cuando la ocasión lo ameritaba.

Yo soy muy callada. Cualquier persona que me conoce piensa que soy sangrona, aburrida y tímida porque no me abro fácilmente cuando conozco a alguien por primera vez. Sin embargo, para dar clases tenía que ser todo lo contrario. Tenía que pararme frente a un grupo de adolescentes demandantes que se aburrían con facilidad. Tenía que mantener su atención todo el tiempo y hablar claro y alto. No podía mostrarme débil porque me hubieran comido viva. Una vez que la clase terminaba, volvía a ser yo. La quiet and shy girl que siempre he sido.

31tIEgZBrhL._SX322_BO1,204,203,200_-1

Otra recomendación que les puedo dar es hacerse de un blog y repartir tarjetas. En cada reunión que vayan encontrarán posibilidades de conocer a alguien que trabaje en su medio y qué mejor manera de seguir en contacto que a través de su tarjeta de presentación. Agregar a alguien a Facebook no es muy recomendable porque ahí posteas cosas personales que tu futuro jefe potencial no querrá ver (o no tiene por qué ver), entonces si mantienes el contacto únicamente a través de Whatsapp o de tu correo personal, será mucho mejor. El blog es ideal para aquellos que escriben o que tienen trabajos visuales porque así el potential employer verá su portafolio y sabrá si son el candidato que está buscando.

Inténtenlo.

3.Ocúpate en otras cosas

Si no has tenido suerte encontrando empleo, intenta darte un break. A lo mejor estás tan desesperado que ya no piensas claramente. Como dije antes, mantén la calma. Haz ejercicio, métete a clases de pintura, música, ve tus series favoritas, sal con amigos, de viaje, escribe, lee, toma cursos, en fin. Realiza actividades que enriquezcan tu alma y tu mente para que no te obsesione el tema del desempleo. Ya verás que una vez que hayas dejado tu cerebro descansar, verás las cosas desde otra perspectiva y probablemente habrás encontrado otro camino u otra idea para alcanzar lo que deseas.

Por ejemplo, Alan (el bloguero de Alan por el mundo) una vez dijo que él se dio cuenta que su misión en la vida era ser viajero y crear una plataforma como la que tiene actualmente, después de un viaje que realizó a la India. Y así hay muchos casos similares de gente que, después de darse un pequeño descanso, se dio cuenta lo que realmente quería hacer en su vida.

4. Ten humildad intelectual

Conoce tus debilidades. ¿Te falta saber inglés? Toma un curso. ¿Te falta saber más sobre equis tema? Lee. Aunque seas el más fregón en algo, siempre ten humildad intelectual porque nunca sabes cuándo va a llegar alguien a desbancarte. No creas que lo sabes todo. Eso cae muy mal en cualquier persona. Sentirse superior a los demás. PLEASE. Nadie lo sabe todo, siempre ignoramos algo. No somos invencibles, todos tenemos un talón de Aquiles.

Otra cosa. No pensemos que “sólo por desear” algo, se va a hacer realidad. Error. Ese pensamiento mágico debemos de erradicarlo de raíz. No sirve de nada y sólo nos enseña que rezando o pidiéndole al universo las cosas se darán por sí solas, cuando esto NO es verdad. Las cosas se dan SÓLO SI estás preparado para ellas. Toma tiempo, sí. Toma esfuerzo, sí. Pero es más probable que consigas empleo de músico si constantemente estudias y te desenvuelves entre gente de ese medio, a que si sólo lo deseas. Es sentido común.

584689095ba180166d7b241c4a2dd05b

5.Redes sociales

Les diría que se alejaran de las redes sociales porque causan depresión y ansiedad, pero no estaría siendo honesta. Las redes sociales, en efecto, causan esas enfermedades pero también son una excelente herramienta para conseguir empleo. Además, si siguen a las cuentas adecuadas y no sólo a las que publican memes y videos estúpidos, la social media puede servirles muchísimo para aprender de sus temas de interés. Es cuestión de saber filtrar.

Lo que sí recomiendo es tener una buena o aceptable imagen en redes porque no sabes quién podría estar “estolquéandote”. Con esto quiero decir que no suban fotos comprometedoras, que no compartan videos ofensivos ni que sean sumamente radicales y cerrados con sus opiniones.

Hace tiempo, leí que un psicólogo recomendaba tener dos cuentas. Una para el trabajo, amigos y demás personas con las que puedas hacer networking, y la otra para cuestiones personales (amigos muy cercanos y familiares). Él decía algo así: “la cuenta personal es para quienes invitarías a pasar una tarde en tu casa”. Si constantenmente se autocensuran porque sienten que no pueden publicar todo lo que quieren en su cuenta de Facebook porque tienen agregados a colegas del trabajo, jefes, ex jefes o gente desconocida que sólo vieron una vez, intenten crear otra cuenta.

6. Ve a terapia

Odín Dupeyron, autor de la obra teatral ¡A Vivir!,  una vez dijo en una entrevista que ir a terapia ya debería ser considerado parte de la canasta básica. Y tiene razón. No es que seamos unos llorones, no. Lo que pasa es que el mundo cada vez exige más. Las expectativas de los jóvenes de hoy son superiores a lo que sus padres aspiraban hace 30 años. En la escuela no nos enseñan cómo superar los fracasos, cómo ser resilientes, cómo superar crisis emocionales, cómo tener buena autoestima. A veces los padres tampoco lo saben porque ellos tampoco son resilientes ni tienen autoestima alta. Ir a terapia, al menos dos veces al mes, les ayudará a tener consejo de un profesional, pues luego pasa que ni leyendo todos los libros de autoayuda ni viendo todos los video blogs de coaches personales, encuentras la respuesta que estás buscando.

Si no tienen ningún terapeuta de cabecera, intenten acercarse a alguien con experiencia que los pueda guiar; un mentor a quien seguir. Puede ser un familiar, un amigo, un hermano, un compañero de trabajo o un jefe. Y cuando ustedes hayan aprendido y encontrado la respuesta, devuelvan el favor y sean mentores de alguien también.

—————————————-

Espero que esta guía les haya servido y que encuentren pronto el trabajo de sus sueños. No olviden dejarme sus comentarios.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s